Caso Telma Ortiz. ¡Extra! Documento inédito en exclusiva

  

Debido a que uno de los temas del día era la denuncia de Telma Ortiz contra la prensa rosa, este periodista, intentando hacer honor a su condición, se ha puesto a investigar documentos con que poder ilustrar y arrojar luz en toda esta polémica. Como quiera que ha llegado la hora del bocadillo y no he encontrado nada esclarecedor y dado que tengo 1.500 palabras por completar, voy a proceder a trasladarles este otro documento que, a decir verdad, posiblemente no tiene nada que ver con el tema que nos ocupa, pero que rellena que es una maravilla. Destacar por último que no he contrastado este documento, ni falta que me hace, puesto que como he dicho anteriormente, tengo en mi poder un título de Periodista. Se trata del famoso caso de Sylvester Stallone, en adelante Sly, contra el colectivo de Sanguijuelas comunes del barro de Utah, en adelante Lapas. Ocurrió lo que sigue:

“ Sly había acabado aquel día de rodaje agotado. Había tenido que repetir un sinfín de veces la secuencia en que sus aprehensores vietcong le sacaban de aquel insalubre lodazal estacando, con su torso completamente recubierto de Sanguijuelas comunes del barro, traídas expresamente desde Utah, de donde son oriundas, para el rodaje. Así que decidió retirarse a descansar a su caravana para reponer fuerzas con que poder continuar al día siguiente. En la soledad de su camerino, cuando se quitó el albornoz para darse una ducha, descubrió que las lapas seguían adheridas a su piel succionando cuanto podían. Intentó razonar con ellas para que se marcharan, indicándoles que el rodaje había terminado por aquel día, que se encontraba cansado y le apetecía estar sólo, pero que al día siguiente tendrían oportunidad de volver a rechupetearle cuanto quisieran, pues les quedaban todavía por delante algunos planos juntos. Pero no hubo forma de que entraran en razón. Como Sly estaba rendido y en el fondo aquellas lapas le parecían simpáticas e inocentes, decidió dejar las cosas como estaban. Se fue a dormir, aceptando tener que cambiar por una noche su pijama de la suerte, el de paramecios estampados, por aquel de gusanitos gorrones.

– Mañana será otro día. Bien visto, me levanto y estoy listo, je, je, vaya pareado que me ha salido, menudo artista que estoy hecho- pensó para sí.

A la mañana siguiente se observó de una tonalidad completamente sonrosada, notando como las sanguijuelas se aferraban a él con más fuerza, hasta el punto que no podía respirar bien.

– Así me meteré mejor en el papel- reflexionó como un verdadero profesional del celuloide.

A la noche, la situación en la caravana del astro era acaso más concurrida que en la anterior velada.

– Chicas, por que no me dejáis un rato, por favor. Necesito un poco de intimidad. ¿No os apetece probar algo exótico?, Que os parece si pido una buena ración de morcilla y os ponéis las botas de sangre. Humm, está deliciosa, os lo aseguro.

Pero la moción de Sly no prosperó. Pensó con anhelo en lo bien que le habría venido tener a mano su machete multiusos con set quirúrgico de la Señorita Pepis incorporado, pero se había quedado en el rodaje, así que tras rezar sus oraciones, Sly se fue de nuevo a dormir en tan multitudinaria compañía.

Como Stallone no pudo librarse de aquellos advenedizos chupasangres en las cinco semanas de rodaje que siguieron, para el resto de las escenas que requerían de su lozano torso, tuvieron que utilizarse dos dobles de cuerpo al mismo tiempo (uno sólo no daba la talla), pues de seguro que Rambo hubiera perdido su natural glamour ante el gran público con aquellos apósitos ultra absorbentes. Amén que el pobre Sly, víctima de una gran erosión por la incesante acción de los invertebrados sobre sus carnes, día y noche, había llegado a perder tal número de tallas y de bíceps, tríceps, cuadriceps y quintúpliceps, que el propio actor había sugerido a su representante aprovechar su nuevo aspecto para rodar Gandhi II. Su manager consiguió luego hacerle entender porque no era viable aquella magnífica idea, al tiempo que viendo el resultado que podían dar unas buenas lapas, abandonó a Sly y al resto de sus representados, para correr a comercializar tan quimérico plan de adelgazamiento.


King Rambo, por Azrainman

 

Aquí podemos apreciar a Sly,completamente feliz, antes de su infortunado encuentro con las sanguijuelas de Utah.

 

 

Pero los problemas no terminaron allí para Sly, pues una vez finalizado el rodaje de la película, y ya de vuelta a su vida cotidiana, las sanguijuelas le seguían por do quiera que fuera, aeropuertos, a comprar el pan, a casa de su abuelita, incluso al WC… Y lo peor era que no podía irse de vacaciones a la playa, porque si se ponía en bañador, allí estaban los parásitos sorbiéndole la vida. Sly tuvo que optar finalmente por retirarse a sitios más discretos, como a las más elevadas montañas, o a las más remotas y oscuras cuevas, adquiriendo tan gran pericia en las artes de la escalada y la espeleología que le valieron sendos ofertas para rodar Máximo Riesgo, entre nevadas cumbres montañosas, y Daylight, Pánico en el túnel, consiguiendo rehacerse así en el estrellato, aunque brevemente. No hay mal que por bien no venga.

Con todo y con eso, tras largos años de acarrear tras de sí aquellos chupópteros, la situación para Sly era la siguiente:

a) Por un lado se sentía completamente impotente, pues le habían succionado tanta sangre que apenas si le quedaba para el conocido científicamente como estado morcillona.

b) Por otro lado tenía la moral y la profesión tan en vías de extinción ante tanto menoscabo, que se sentía dispuesto finalmente a claudicar y ceder ante las propuestas del cine de serie B, para rodar la saga Intestino Grueso I, II y III, habiendo dado así al traste con el resto de su exquisita trayectoria.

De suerte que en ese momento se cruzó en su camino la abuelita de Las Chicas de Oro, quien le propuso el que sería su siguiente taquillazo, “Alto o mi madre dispara”. Ya en el rodaje, en un momento de solaz entre ellos, Sly confesó a la abuelita su problema, quien ciega de fe en la tierra de las oportunidades y de la “Justicia Infinita” le aconsejó llevar su situación ante los tribunales. Y así lo hizo, en el famoso caso “El estado contra las Sanguijuelas hijas de Utah”.

Tras un largo y sangriento proceso, el juez denegó la razón a Sly, por entender que:

 Las sanguijuelas vienen realizando una importante función histórica depurando los elementos nocivos de nuestra sangre, aún a riesgo de su propia vida.

 El privar aquí y ahora, de esta manera, el sustento a unos seres vivos, podría sentar un precedente para negar luego el alimento a otros como pudieran ser los nobles Mustang o el Águila Imperial Americana.

 Porque su mujer (la del sr. Juez), desde siempre le había llamado Sanguijuela vil ( al sr. Juez), creándole una inevitable empatía con este helminto, cercana al vínculo.

Así pues Sly tuvo que marcharse a casa como vino, con el rabo entre las piernas (las de Sly), y sin posibilidades de moverlo de ahí. Salvo por algunas sanguijuelas, que encontrando en el sr. juez un bocado interesante, no dudaron en saltarle en cuanto les dio la espalda, estrechando así el vínculo.”

Dejando ya de lado este documento y cumpliendo con nuestro compromiso con la información, queremos indicarles que acabamos de recibir un teletipo de última hora, según el cual se habría visto a Francisco Rivera, alias Paquirrín, comiendo una hamburguesa en plena avenida de una céntrica ciudad. Por el momento se desconoce si la hamburguesa llevaba doble de queso, así como el posible móvil de este suceso, ni la hora exacta en que esto ocurrio. Les mantedremos puntualmente informados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

4 comentarios el “Caso Telma Ortiz. ¡Extra! Documento inédito en exclusiva

  1. tardor dice:

    Mira, iba yo de camino de la redacción para recoger todo el material y comenzar a preparar el reportaje sobre los acosos que Telma-vaya nombre- ha tenido que aguantar desde que su hermana es quien es y nunca antes, cuando pasé al lado de la cafetería o mejor dicho, rocé con mis bártulos la mesa donde alguien que tu sabes comía una hamburguesa y si, lo puedo afirmar, Telma fue acosada y el amigo se zampó una con doble de queso.
    !!Envidia cochina!!

    -me gustan tus historias-

    saludos.

    Carlos

  2. Jose Felix Kalikegno dice:

    Muchas gracias, Carlos. Ya puedo respirar aliviado.
    ¡Era con doble de queso!

  3. Hola maestro
    Antes que nada queria felicitarte por tu sitio.
    Es realmente muy bueno.
    Luego queria pedirte autorizacion para subir parte de esta post tuyo a mi blog, obviamente dandote los creditos y agradecimientos correspondientes y poniendo el enlace a tu pagina.
    Mi sitio esta dedicado al 100% a Stallone.
    Bueno desde ya mcuhas gracias!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s