Sexo en el parque. Un artículo de sexo

        El parque Vondel, el más célebre de Ámsterdam, será el próximo verano un lugar seguro para mantener relaciones sexuales. El ayuntamiento ha decidido permitir allí la práctica de sexo, con una sola condición, el sol ha de ser el primero en ponerse.  Otra vez  los holandeses se adelantan. Que civilizados, que visionarios, que comprensivos son esta gente ¡¿¿¿??? mío! (es que soy agnóstico).   

      Ahora que, bien visto, esto transciende el puro vicio, porque ¿qué necesidad tendrán los holandeses de ir a los parques a hacer la caidita de Roma?, máxime con una densidad de población similar a la de una piscina china, con 480 habitantes por kilómetro cuadrado y dos bicicletas por cada automóvil, circunstancias muy a tener en cuenta si se quiere una mínima y profiláctica intimidad.  Hombre, por ejemplo a los jóvenes que no se hayan independizado todavía les vendrá teta, me diréis. Bueno, tal vez, pero seguro que con lo avanzados socialmente que son los paisanos bajenses (no estoy seguro que este gentilicio este todavía aceptado), hasta la muchachada tendrá contempladas por la admón alguna subvención o medida para esta coyuntura o, si se prefiere, coyunda, tipo bono hotel o pisos de fornicación oficial, yo que sé… algo de esto habrá, estamos hablando de Holanda, por favor. Además, los jóvenes lo que tienen que hacer es estudiar y pensar en labrarse un mañana, y no en amor y puestas de sol en los parques. Claro que si no piensan en esto los jóvenes…creo que estoy entrando en un círculo  más vicioso todavía.    

     Adpero aquí, en Iberia, esta medida sería harina de otro costal o, si se prefiere, otro cantar, porque anda que no se le caerá la cara de vergüenza al tiarrón/a que con casi cuarenta tiene que andar llevando a su pareja/o/a/o (según los gustos de cada uno) a casa de sus progenitores, muchas veces incluso a hurtadillas. “Ahora, ahora, corre, que se va a comprar mi madre. Tenemos 20 minutos”. Y encima reza para que tu madre no tenga que volver de improviso porque se le haya olvidado coger las bolsas, ten en cuenta que compra en el Día, y que te pille ahí, esposado al cabecero de su cama o, curiosamente, con una bolsa de plástico en la cabeza. “Hijo, necesito la bolsa, ¿te importaría…?” Uno no habla por hablar, que se han dado casos que…Si esto no es un grave problema social, que baje ¿¿¿??? y lo vea. Y eso por no hablar de hasta donde estarán los padres de este tipo de situaciones, de encontrarse adminículos varios en el perímetro de su sacrosanta alcoba, o de que al irse a dormir se les descuajeringue el tálamo.  No podemos seguir así.   

  Así que, si no piensan bajar ni los precios de la vivienda, ni las hipotecas, a ver si alguien toma nota y propone medidas liberalizadoras de este tipo, aunque sólo sea por facilitar y alegrar un poco la vida a la gente. Tal vez una buena alternativa para el Ministerio de la Vivienda pudiera ser el Ministerio de la Vivienda y de los Parques. Puede ser una buena solución. Muy a la altura de un país como el nuestro ¿no creen? Ahí lo dejo…  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s